20 cosas que las personas odian de tu presencia digital

20 cosas que las personas odian de tu presencia digital


Un vídeo de gatitos, una canción en Spotify, un repaso a los precios de ese vuelo que esperas encontrar más barato, un retuit, un like y un pin. Éste podría ser el resumen de 5 minutos en la vida de un internauta corriente. En un momento, hemos visto vídeo, escuchado una canción, realizado una búsqueda transaccional e interactuado con otros usuarios en tres redes sociales diferentes. Nada mal, no?

Seamos sinceros, gustar en Internet está cada vez más caro. Los especialistas en vender humo mediante titulares explosivos, gifs hipnotizantes e imágenes con fondos estridentes tan solo retienen nuestra atención por unos pocos minutos (o segundos). Tenemos que ser capaces de atraer, retener y fidelizar la atención de todos los que interactúan con nuestra marca, producto o servicio… ofreciendo contenido de calidad, cierto, tangible y resolutivo. ¡Qué estrés!

Como en la vida misma, a veces es mejor saber lo que uno no quiere que lo que quiere realmente. Por eso en este artículo, estoy contento de poder ofreceros un listado con las 20 cosas que las personas odian de vuestra presencia digital. Quizá si empezamos por aquí, lo demás venga solo… ¿empezamos?

5 cosas que las personas odian de tu web

¿Te explota la tasa de rebote? ¿No consigues que la gente haga clic donde a ti te gustaría por más flechas intermitentes que pones? Revisa estos cinco factores:

Tiempos de carga que tienden a la edad del Universo

Si sois de los que vais directamente al meollo de la cuestión y no os leéis mis repensados primeros tres párrafos de introducción a cada artículo, volved arriba. El tiempo es el verdadero maná de la era actual. No lo desperdiciamos, siempre queremos más… y nos enoja profundamente que alguien (o algo) juegue con él.

Dad prioridad a los tiempos de carga, tanto a nivel de respuesta de servidor como de carga efectiva de los elementos de la página.

Enlaces que parecen cualquier cosa… menos enlaces

Lo entiendo. Quieres ser diferente y que las personas dediquen mucho tiempo a investigar tu web, pasando el ratón por cada elemento para ver si éste se ilumina, cambia de color… o es clicable. Nada molesta más a un usuario que no saber qué se puede clicar y qué no. Qué es un elemento con scroll o qué imagen se puede ver ampliada.

Facilita la interacción de tu web aplicando convencionalismos digitales. Lo sé, son aburridos… pero funcionan.

Más menús que en FITUR

Un menú para las temáticas/secciones de tu web, otro para el apartado corporativo (conócenos, dónde estamos, …) un submenú con tags del blog, otro para empresas e instituciones… Como en un buen restaurante, los menús deben ser sencillos, bien estructurados y tener una organización horizontal bien definida.

Piensa en qué te gustaría realmente encontrar cuando visitas en un sitio y luego, divídelo por 4. Ése es el número de menús que tu web debería contener.

Los buscadores que te pierden en vez de encontrarte

El buscador de tu web puede darte toda la información que necesitas para:

  • Saber qué debes destacar en tu página principal.
  • Conocer los gustos reales de tu audiencia digital.
  • Entender cómo buscan tus clientes potenciales el producto/servicio que ofertas.

Intenta entender el buscador de tu sitio como un ultimátum que el usuario te está dando. No ha podido encontrar lo que busca y te regala una última oportunidad, utilizando un sistema creado y pensado para resolver problemas.

Lo utilizo y…

  1. No encuentra mi palabra (aunque ésta exista en mi sitio).
  2. Me devuelve como resultado todas las páginas de la web.
  3. Necesita que las palabras estén perfectamente escritas (acentos incluidos).
  4. Mezcla indistintamente páginas estáticas, fichas de producto y entradas del blog…

¿El resultado? directito a ver vídeos de gatitos.

Home Pages que se parecen a Walt Disney

Quieres que la gente vuelva a tu sitio porque tú lo vales, pero olvidas añadir elementos en tu página principal que sean dinámicos. Ofrecer un feed de novedades, un carrousel con imágenes que cambian cada poco tiempo, una disposición líquida de las pestañas o una promoción viva pueden ayudarte a que las personas no tengan la sensación de que no hay nadie tras esos muros digitales.

Si publicas continuamente, lanzas ofertas de tus productos, subes nuevas fotografías a tus entornos sociales… hazlo visible en tu Home Page para que el usuario lo sepa.

5 cosas que las personas odian de tu blog

Entramos en el maravilloso mundo del blogging. De la cantidad de cosas que pueden exasperarnos en una bitácora, he querido destacar estas cinco que a mí, particularmente, siempre me han parecido tan incomprensibles como innecesarias.

Me muero por compartir tus contenidos… pero no puedo

¡Lo lograste! Has conseguido atraer la atención de una persona, ha decidido hacer clic a nuestro contenido. Lo ha leído y le ha gustado lo suficiente como para compartirlo… un verdadero éxito en los tiempos que corren.

Sin embargo… ¿qué pasa? ¿dónde están los botones para compartir? Tenemos que asegurarnos que la experiencia de compartición de contenido sea sencilla, rápida e indolora. Y cuando digo “indolora” me refiero a que el sistema recoja bien el título, URL e imagen de portada del artículo.

Si me apuráis, casi prefiero que no pongáis enlaces para compartir en redes sociales a ponerlos… y que no funcionen.

Los comentarios, en formato express

Seguimos en el país de las maravillas del engagement. Esta vez, nuestro querido John Smith, José García o Li Chang no solo ha compartido nuestro contenido, sino que nos ofrece el mayor de los regalos que un usuario anónimo puede regalarnos: comentar una de nuestras entradas (ya os hablé hace unas semanas de los beneficios del user generated content).

¿El problema? Que le obligamos a rellenar un formulario con demasiados datos personales, que disponga de una cuenta de Disqus… o que tenga que confirmar el alta a una lista de correo.

Como en el punto anterior, hagamos esta experiencia lo más simple posible. Algunas cosas que pueden funcionar son:

  • Añade un sistema de social login para que pueda comentar vinculando su respuesta a alguno de sus perfiles sociales.
  • No pidas más información personal que la necesaria.
  • No obligues al usuario a que tenga que darse de alta de una lista de correo para comentar.

Más etiquetas que un Zara en rebajas

Las etiquetas o tags actúan como un filtro de los elementos de nuestro blog, mostrándonos solo aquellas entradas que están referidas a una temática concreta y aumentando así las posibilidades de que nuestros visitantes, encuentren información sobre lo que andan buscando.

Como en cualquier otro momento de nuestra vida como consumidores, más opciones no suele significar siempre más éxito. Si el usuario tiene diez etiquetas diferentes, con namings optimizados y con una disposición lógica, estaremos más cerca de que se quede con nosotros. Si le damos 1000 etiquetas distintas del tipo “15%”, “marketing y mercadotecnica” o “de”, probablemente se colapsará y saldrá.

El sistema de tuit por selección de texto… arriesgado

Se trata de una técnica mediante la cual, cada vez que seleccionamos un texto, la web nos permite compartirlo en diferentes redes sociales como si de un quote se tratase.

No es que lo desapruebe, sino que simplemente no lo acabo de ver. Muchos de nosotros (yo incluido) vamos subrayando el contenido que leemos. Es una forma inconsciente e instintiva de retener información relevante o de utilizar un “punto de libro virtual” que nos ayuda a seguir adelante en el proceso de consumo de información.

Si cada vez que selecciono texto, aparece un molesto popup que te invita a compartir esa frase (probablemente, sin sentido) en redes sociales, estaremos obligando al usuario a cerrar esa ventana y a pensar en lo que no puede hacer a partir de ese momento en vez de en lo que sí. Cuidado con este tipo de acciones sociales, medid su éxito y tomad una decisión al respecto.

Tratar a todo el mundo como un ladrón, dice mucho de tu condición

El mejor símil que se me ocurre para explicar este punto, es el del canon de copia privada que fue aplicado en España por primera vez en 1987. Se trata, básicamente, de añadir un sobreprecio a los medios de grabación por si las moscas se te ocurre hacer una copia ilegal de algo.

Ese por si las moscas es bastante relevante. A lo mejor uno solo quería poner allá las fotos del bautizo de su sobrino, sin embargo, pagaba por lo que podría haber hecho ilegalmente.

En este sentido, a las personas no suele gustarles que les anules el botón derecho del ratón por si acaso te da por robar texto, imágenes o lo que sea en tu web. Yo, por ejemplo, lo uso muy a menudo para inspeccionar los elementos de la web, ver el código fuente o copiar y pegar texto para un retuit. Nada ilegal.

5 cosas que las personas odian de tu presencia mobile

Frustación nivel Dios: Contenidos que se salen de los márgenes laterales en mobile

La experiencia de consumo web en móviles es eminentemente vertical. La única excepción sería el contenido audiovisual, que suele (y debe) verse en formato horizontal para mejorar la visualización.

Esto significa que es importante que los contenidos estén adaptados al ancho máximo de la pantalla y que adapten sus proporciones para ello. En este post, repasé algunas de las cosas que podías hacer para mejorar tu experiencia mobile, entre ellas, mejorar este punto.

El autoplay, un chollazo para tu operadora móvil

Tu jefe llega a tu mesa y te dice: “- He visto que nuestro vídeo no se ve, ¿podríamos forzar al usuario para que lo viera? ¡Aumentaría las ventas!”.

Más allá del debate de si lo de las ventas mejora poniendo vídeos o no; creo que el quid de la cuestión está en la palabra “forzar”, sobre todo cuando se trata de experiencia mobile.

Deberíamos tener en cuenta varias cosas cuando nos planteamos algo así:

  • El contexto en el que se encuentra el usuario. ¿Os imagináis un autoplay de un vídeo de una sexshop mientras vas en el bus, sin auriculares?
  • El ancho de banda que el usuario pueda tener. 1 giga no da para mucho cuando se trata de vídeos corporativos infumables de 3 minutos.
  • La velocidad. Nada molesta más que un vídeo que empieza, se corta, empieza, se corta, empieza, se corta…

Deberías regalar una lupa con cada venta de tu producto

¿Te has preguntado alguna vez cuántas dioptrías has causado a la población mundial con tu web mobile? Los textos demasiado pequeños son una verdadera tortura para tus visitantes.

Cuidado con las fuentes de letra que se adaptan según el tamaño de pantalla, ya que dependiendo de su tamaño original, se tornarán absolutamente inconsumibles para móviles de cuatro pulgadas como un iPhone 4 corriente. Usa una tipografía de 10-12px de tamaño mínimo.

Lo mismo aplica a los botones que son:

  • Demasiado pequeños.
  • Están demasiado juntos entre ellos.
  • Se superponen a otros elementos.

Políticas de cookies con más partes que Saw

Las políticas de cookies que cuesta cerrar, siempre vuelven u ocupan demasiado son otra de las cosas que las personas más odian de tu versión mobile.

Algunos consejos que pueden ayudarte son los siguientes:

  • Asegúrate de que el botón “aceptar cookies” o “cerrar” son lo suficientemente visibles y grandes.
  • Confirma que, una vez aceptadas, ya no vuelven a aparecer.
  • Reduce al máximo posible el espacio que ocupan para que no “solapen” el resto de información.

Formularios más inteligentes que Lassie

Si el usuario va a escribir texto, ofrécele un teclado completo. Si le pedimos un teléfono, muéstrale el teclado numérico… y si va a introducir un email, déjale a mano la arroba (@) y el botón “.com”. ¿Parece lógico, no? Pues no lo es tanto cuando repasamos nuestras páginas favoritas.

Recordad, cada segundo que pedimos un usuario, es una oportunidad de que se quede desperdiciada.

5 cosas que las personas odian de tus perfiles sociales

Hola, soy un robot, pero quiero que confíes en mí

Los mensajes automáticos de bienvenida en Twitter, tipo crowdfire son la mejor forma de perder un nuevo seguidor. La gente no quiere mensajes automáticos, quiere experiencias, relaciones e interacción humana.

De la misma forma, intenta reducir al máximo los impactos automáticos en el resto de redes sociales. Una posible solución, que yo utilizo, es generar un sistema de semiautomatización de marketing para personalizar y hacer más gestionable la interacción con cientos de usuarios a la vez.

Quiero una respuesta… y la quiero ya

Si un cliente, usuario o suscriptor ha tenido la deferencia de colocar un comentario en alguno de nuestros entornos sociales, deberíamos tener el detalle de responderle… lo antes posible. El problema es que ese “lo antes posible”, no pueden ser ni 48 ni 24 horas. Tenemos que ser ágiles para detectar, clasificar y resolver las incidencias, consultas y quejas que nuestra marca está generando, casi en tiempo real.

Si no lo hacemos, el cabreo del usuario puede crecer de forma exponencial… y eso no lo queremos.

Cambia tu perfil social al ritmo al que Neymar cambia de peinado

Como cuando hablábamos de nuestra Home Page, las páginas de perfil deben ser lo más dinámicas, cambiantes y vivas posibles. La mala noticia es que, al jugar con las reglas de Facebook, Twitter o LinkedIn, no tenemos mucho margen para la innvación.

La buena, es que podemos hacerlo en muy poco tiempo y utilizando contenidos previamente generados.

¿Me sigues? Bienvenido a Pearl Harbour

Vale que nadie firma un contrato de interacción cuando empieza a seguirnos; pero eso tampoco significa que tengamos que comenzar a bombardearles con el mismo mensaje/promoción/oferta continuamente. Sé que queremos lograr el objetivo de ventas y llegar a más gente, pero dejemos respirar un poco a nuestros contactos.

Algunos consejos que os pueden ayudar en este punto son:

  • Comparte contenidos de otros sitios web, no solo del tuyo.
  • Divide los impactos en diferentes franjas horarias para no “coincidir” continuamente con el mismo público.
  • Cambia el copy de tus publicaciones, aunque hables de lo mismo, ellos lo agradecerán.

Es de bien nacido, ser agradecido

Y en el último puesto, pero no por ello menos importante, encontramos la educación.

Si alguien difunde tu contenido, lo comenta o lo comparte en redes sociales, no cuesta absolutamente nada agradecer el gesto, mencionándolo, retuiteándole o haciendo un efímero like. Él/Ella lo valorará y a nosotros nos dará pie para entablar una nueva relación social que quizá acabe en una venta, un nuevo evangelizador de la marca… o quizá (si tienes suerte) en una agradable conversación.

Infografía con las 20 cosas que se odian más de tu presencia digital

Como cada semana, aquí va la infografía resumen de las 20 cosas de tu presencia digital que más iras provocan en tus usuarios. Espero que os guste y, como siempre, os espero en la zona de comentarios y en las redes sociales para comentar qué es lo que más odiáis de este blog =)

20 cosas que las personas odian de tu presencia digital en formato infografía

20 cosas que las personas odian de tu presencia digital en formato infografía

Salud.

Hay 9 comentarios

Add yours
  1. 1
    eduardo

    muy bueno! muchas cosas parecen de lógica, pero hasta que no las lees no caes en ella

    un saludo!

    p.d tic tac tic tac…el tiempo corre para que me contestes! jajajaja

    • 2
      Jordi Hernández

      Jajaja! Hola Eduardo! Espero que mi respuesta llegue a tiempo… =)

      Así es, este contenido no es nuevo, pero va bien releerlo periódicamente para recordar qué es realmente importante en la interacción con nuestros visitantes.

      Salud y feliz tarde!

  2. 4
    Natalia

    Hola Jordi,

    muchas gracias por compartir toda esta info, es muy valiosa.

    Muchos de los puntos que comentas ya los tenía solventados, pero hay otros en los que no había caído y en los que me voy a poner a trabajar ya mismo 🙂

    Un saludo!!

    Natalia

  3. 5
    Maria Luisa

    Como usuaria, estoy totalmente de acuerdo con lo que planteas, a veces una termina hasta el gorro de tanto robot, datos, mil vueltas para encontrar lo.que te interesa, bombardeo constante con la misma oferta, que se corte un vídeo continuamente…etc Creo que más de una empresa, deberían cambiar su tipo de formato web o en redes sociales.
    Un saludo,
    Marisa

    • 8
      Jordi Hernández

      Hola Manel! Cómo estás?

      Muchas gracias por el comentario! =) Cuesta encontrar tiempo para escribir pero vale la pena con feedbacks como el tuyo.

      Salud y feliz tarde.

  4. 9
    Bitacoras.com

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Un vídeo de gatitos, una canción en Spotify, un repaso a los precios de ese vuelo que esperas encontrar más barato, un retuit, un like y un pin. Éste podría ser el resumen de 5 minutos en la vida de un internauta corri…

¿Tienes algo que decir? Coméntalo aquí