3 oportunidades digitales a las que ya estás llegando tarde

3 oportunidades digitales a las que ya estás llegando tarde


Si sois lectores habituales de este blog significa que tenemos algo en común: nos apasiona el marketing digital. No existe ningún otro sector que esté evolucionando tan rápido ni que ofrezca tantísimas oportunidades profesionales como el nuestro. La innovación forma parte de nuestro ADN y la única forma de no perder el equilibrio es seguir pedaleando aprendiendo.

Hoy os traigo tres oportunidades digitales que ya están en boca de mucha gente pero que quizá aún no conozcas. Como siempre, intentaré explicarlo de la forma más sencilla y directa posible. Por supuesto, no dudéis en dejar vuestros comentarios un poco más abajo para obtener más información acerca de cualquiera de ellas. ¿Comenzamos?

Chatbots. La última frontera de la atención al cliente

Como ya os comentaba hace unas semanas en mi post sobre las búsquedas en internet del futuro, las conversaciones con máquinas se van a ir convirtiendo de forma lenta pero inexorable en algo habitual cuando queramos interactuar con nuestra marca favorita. Desde una consola o aplicación vinculada a nuestro sitio web o ecommerce, el usuario podrá:

  • Solicitar información sobre el estado de su pedido u orden de compra.
  • Pedir asesoramiento sobre qué producto o servicio se adapta mejor a sus necesidades.
  • Hacer reclamaciones o interponer quejas sin necesidad de rellenar un formulario.

Pero éstas son solo tres acciones clásicas. Hay mucho más detrás de esta tecnología. En el momento en que apliquemos sistemas de deep learning o machine learning, nuestro chatbot podrá además:

  • Mejorar la visibilidad de algunos productos que no habías tenido en cuenta a la hora de diseñar tu site.
  • Detectar necesidades de tus usuarios que no formaban parte de tu estrategia inicial.
  • Aumentar los ratios de recompra gracias a la generación de una customer experience satisfactoria.
  • Convertir tu presencia en social media en métodos de compra y fidelización.

Realidad virtual. Otros mundos desde el sofá de tu casa

Aunque no se trate de algo novedoso, la realidad virtual ha vuelto a ponerse de moda hace un par de años. En esta ocasión parece que sí; que vamos a tener una tecnología a la altura de las expectativas que se generaron en los años 80 y que, como os podéis imaginar, no acabaron de cuajar.

Desde el 2015, sistemas como la realidad aumentada, la realidad virtual o, ahora, la realidad mixta (cuya mayor diferencia con la virtual es que no necesita sensores externos) han copado las portadas de las principales revistas y medios dedicados a ocio digital. Las claves de su éxito, como ocurre casi siempre, serán varias:

  • La generación de contenidos que estén a la altura de la tecnología. Hoy tan solo podemos disfrutar de algunos juegos y experiencias que parecen más demos de posibilidades que paquetes cerrados de entretenimiento.
  • La democratización de la tecnología, a través del abaratamiento de los dispositivos.
  • La transversalización de estos sistemas para que vayan mucho más allá del ocio digital (como videojuegos o cine) para pasar a ser un dispositivo que ayude a personas con discapacidad, alumnos de cualquier edad, profesionales sanitarios…

Por último, es necesario también que la realidad virtual se alíe con el emprendimiento, verdadero caldo de cultivo de los negocios del futuro en su camino para llegar a todos los hogares del globo.

Big data. Dadme datos y un punto de apoyo, y moveré el mundo

Vivimos rodeados de big data. Continuamente, nuestros dispositivos generan cientos de miles de registros que quedan anotados en servidores externos y que permiten a grandes empresas saber más acerca de nosotros. Por ejemplo, qué nos interesa, cuáles son nuestras aficiones favoritas, cómo funciona un determinado aparato, a dónde pensamos viajar de vacaciones el año que viene, quién nos hace tilín en el hiperespacio…

No es casual que haya usado qué, cuál, cómo, dónde, quién. La gestión de grandes datos busca dar respuesta a todas estas preguntas para, posteriormente, generar modelos econométricos que permitan a las marcas llegar a nosotros con el impacto adecuado, a la persona adecuada, en el momento adecuado.

Si aún te estás preguntando cuáles podrían ser las aplicaciones o beneficios de una tecnología como ésta, te dejo algunas de las más relevantes:

  • Abaratamiento de los costes de captación gracias a la eficiencia de la inversión publicitaria.
  • Automatización de la gestión gracias a procesos como el machine learning.
  • Un mayor conocimiento del usuario en todas y cada una de las fases del proceso de compra.

Si te parece poco, piensa en la simplificación de los modelos de negocio, una red de proveedores menor y por lo tanto más eficiente, una base de datos que permita predecir comportamientos futuros (predictive analytics) o sistemas que puedan compartir información con terceros para crear alianzas empresariales más ambiciosas…

En resumen, viajamos en un tren a toda velocidad hacia una sociedad más conectada, más inteligente y más ágil que nunca. Éstas son solo tres tecnologías que cambiarán el mundo en el que vivimos pero a partir de ellas aparecerán otras que generarán nuevos puestos de empleo y nuevas oportunidades que hoy ni siquiera llegamos a imaginar. Es necesario estar preparado, leer, investigar y formarse. El tren ha salido, ¿lo vas a perder?

Y vosotros, ¿qué otras oportunidades digitales habéis detectado? Dejad vuestros comentarios y sigamos hablando de ello…

Hay 1 comentario

Add yours

¿Tienes algo que decir? Coméntalo aquí