Decálogo de la newsletter perfecta

Decálogo de la newsletter perfecta


Será que el café de la máquina de la oficina estaba aún más malo de lo habitual pero hoy me siento dogmático. Es como si, de repente, sintiera la necesidad de escribir los criterios estándar de algunas de las formas más comunes (y efectivas) de comunicación mediante el canal Internet. Tranquilos, no me voy a poner en plan tostón…

10 formas de enamorar a tus clientes mediante una newsletter

Por lo que os explicaba y aprovechando que es fiesta en mi ciudad, me he decidido a escribiros las 10 normas básicas que toda newsletter debería seguir para convertirse en una excelente herramienta de email marketing. ¿Comenzamos?

Corta y directa

Si el contenido de la newsletter es importante, todavía debería serlo más lo consumible que ésta sea y lo fácil que resulte leerla y encontrar las llamadas a la acción pertinentes.

Utiliza CTAs sencillos y unificados; es decir, puedes tener varios botones que abran artículos, por ejemplo, pero no utilices diferentes caption para cada uno de ellos ya que lo único que generarás será confusión.

Que valga la pena

¿Hacía falta? Pues sí. Si nuestra newsletter no aporta nada al usuario, no la envíes! Debemos ser conscientes de que esta pieza de email marketing no es más que un mensaje que lanzamos a nuestros usuarios, lectores, fans o clientes… y cada comunicación es una oportunidad de generar una visita, una venta o un severo hastío.

Sé regular

Al comienzo no sabremos cuál es la frecuencia ideal de envío y necesitaremos cierto rodaje hasta conocer bien qué es lo que más interesa y en qué dosis.

Cuando ya tengamos ese camino recorrido y sepamos que a nuestros lectores les gusta recibir una comunicación semanal, los lunes por la mañana y con un determinado tipo de contenido… ¡no lo cambies! Acostumbrar a nuestros usuarios a saber de nosotros es una buena forma de generar confianza y tráfico recurrente.

Genera confianza

¿Cómo se genera confianza con una newsletter? Muy sencillo: siendo transparentes y dando sin esperar recibir nada a cambio. Un poco más adelante veréis a qué me refiero pero basta con saber que esta forma de comunicación por email no es más que un diálogo en el que un emisor (nosotros) recomendamos contenido de calidad (propio o ajeno) a un receptor.

¿Significa eso que no podamos inducir a la venta? En absoluto; pero debemos ser conscientes de que en la proporción de impactos comerciales versus informativos estará la clave del éxito.

Personaliza el contenido

Imaginemos que tienes un portal de contenidos de carácter general, en el que tratas temas de diversa índole (actualidad, economía, política, religión, deportes…). Es muy probable que si no somos capaces de personalizar nuestra newsletter según el interés concreto de nuestro navegante, resultemos poco relevantes para él y desista de abrir o recibir nuestras comunicaciones por correo electrónico.

Guarda en una cookie el historial de navegación e intereses de tus usuarios y envíales únicamente aquello que les interesa.

Conecta con el subject

Como ya veíamos en las predicciones para el email marketing del año pasado, uno de los puntos críticos en el desarrollo de nuestras estrategias de emailing era, sin duda, la capacidad de mejorar en todas las métricas principales relacionadas con este canal, a saber:

  • Tasa de entregabilidad.
  • Tasa de apertura.
  • Tasa de click.
  • Tasa de acción generada (venta, lectura, share, comentar…).

Una de las más importantes, la de apertura, solo puede ser mejorada si llegamos en el momento y lugar oportuno pero también… si optimizamos nuestro campo “Asunto” para que el lector o lectora sienta la necesidad de abrir ese intrigante documento.

¿El secreto? A/B Testing hasta el infinito y más allá.

Utiliza imágenes impactantes

Para muchos, las imágenes que colocan en sus newsletter y en su web han pasado a ser ese trámite obligatorio de entrar en el banco de imágenes gratuito de turno y seleccionar una que, más o menos, se adapte a lo que pretendemos transmitir.

Pensemos en las imágenes como un facilitador del click; cuanto más relevante, disruptivas e impactantes, mejor.

Ten en cuenta los aspectos técnicos

No está de más saber un poco sobre las limitaciones que tenemos a la hora de generar newsletter si queremos que éstas lleguen a todos los gestores de correo y que, además, se vean tal y como nosotros queremos.

Os dejo un buen artículo de HongKiat (en inglés) sobre el tema. Si no queréis leer en inglés, os resumo brevemente algunos de estos puntos:

  1. Utiliza tablas para tu estructura de newsletter.
  2. Usa tablas de width=100% y no te la juegues con más de 500 o 600px de ancho.
  3. Mide las fuentes y el resto de elementos en píxeles y no en “em”.
  4. Atentos a los compatibilidades de CSS por gestor.
  5. Destaca los enlaces, ábrelos en una nueva pestaña y no uses más de dos o tres colores para diferenciarlos.
  6. Haz muchos test antes de enviar la newsletter definitiva.

También os coloco un ejemplo de edición de newsletter básica con la herramienta Mailrelay:

Introduce elementos de compra

De tanto en tanto, impacta a tus usuarios de emailing con algún reclamo comercial y mide concienzudamente la respuesta que éste ha tenido. Puedes jugar con la ubicación del CTA de venta, su color o su tono.

Como decíamos antes, se trata de encontrar el equilibrio perfecto entre dar y recibir.

No prostituyas tu newsletter

En el apartado sobre la confianza os dije que os explicaría a qué me refería con eso de que “la confianza se gana”. Es muy sencillo; a medida que vuestra newsletter se vaya haciendo popular y que vuestros usuarios registrados crezca, sentiréis la necesidad imperiosa de colocar banners o contenidos patrocinados de terceras empresas dentro de las comunicaciones para sacar un dinerillo extra y monetizar vuestros esfuerzos y tiempo.

No es que no lo apruebe (todos tenemos que comer), pero intentad no ser demasiado literales ni demasiado evidentes con la promoción. Lo único que puede ocurrir es que la tasa de baja de usuarios aumente o, lo que es peor, que las personas dejen de confiar en vosotros.

Infografía resumen sobre las mejores prácticas para newsletters

Os dejo un documento gráfico en forma de infografía que resume lo visto en este artículo. ¿Os gusta? Espero vuestros likes, shares y comentarios.

Infografía con el decálogo de la newsletter perfecta

Infografía con el decálogo de la newsletter perfecta

Hay 1 comentario

Add yours

¿Tienes algo que decir? Coméntalo aquí