¿Qué inversión necesito para comenzar con mi marca personal?

¿Qué inversión necesito para comenzar con mi marca personal?


¿Os imagináis un mundo en el que todos nos llamáramos de la misma forma? Por ejemplo, ¿John Smith, Juan García o Li Chang? ¿Cómo lograríamos diferenciarnos del resto para que nuestras cartas de amor no generaran confusiones bastante dolorosas?

Pues ahora, dejad de imaginar. Esta realidad es real (valga la redundancia) y es la que nos convierte en personas “iguales” a ojos de los demás, aunque nuestros nombres sean diferentes. En un mercado laboral tan exigente, con tanta rotación y con tantísimas oportunidades, necesitamos estar siempre al día, mejorarnos continuamente… y destacar.

Y es aquí donde la marca personal entra en juego. Trabajar quiénes somos, ya sea desde nuestro nombre o desde el de una marca que nos represente, es vital para posicionarnos como un referente en un ámbito (profesional o personal) determinado.

Las dos variables que definen nuestra marca personal

Simplificando al máximo (muy al estilo de este blog), encontramos dos factores que condicionan el desarrollo y éxito de nuestra marca personal:

  • Tiempo
  • Dinero

El tiempo y la marca personal

Sobre el primero hay poco que decir. Tener la capacidad para gestionar adecuadamente nuestro tiempo es vital para:

  • Estudiar temáticas interesantes y compatibles con nuestra marca personal.
  • Encontrar momentos para generar el contenido.
  • Generar difusión y programar los contenidos en nuestros diferentes entornos controlados.
  • Responder comentarios, dudas e incidencias.

Como el propósito de este artículo es centrarnos en el segundo factor, tan solo os colocaré aquí algunos consejos que a mí, personalmente, me han funcionado fantásticamente bien en la gestión del tiempo dedicado a mi marca:

  • Escribe/diseña/fotografía siempre el mismo día y si puede ser, a la misma hora. Yo lo hago los sábados por la mañana.
  • Crea esquemas mentales de aquello que quieres transmitir antes de teclear nada.
  • Utiliza blocs de notas online (yo uso Evernote) para que puedas dejar por escrito cualquier idea que te asalte en tu día a día.
  • Automatiza lo máximo posible la interacción con tus seguidores, suscriptores y fans.

¿Y la europea? ¿Y la inversión?

El tiempo, bien gestionado, es un gran aliado para el desarrollo de vuestra marca personal pero… ¿necesito hacer una inversión para comenzar?, ¿vale la pena hacerlo?, ¿de qué cantidad estamos hablando realmente?

Con la vaga ilusión de que el día que tengáis vuestro sitio web, me ofreceréis un enlace dofollow muy majo y con lacito incluido, os voy a contar cuál ha sido mi experiencia con las inversiones en mi personal branding y cómo podéis ahorraros un dinero, sobre todo al principio, en este arduo pero maravilloso camino que es la generación de una marca personal potente. ¿Comenzamos?

Antes de poner los muebles, necesitas paredes: El hosting

Voy a asumir que os tomáis esto de la marca personal muy en serio y que por lo tanto habéis descartado soluciones gratuitas en este punto. Si es así, podéis saltar el siguiente párrafo.

Si no queréis gastar ni un solo euro en un hosting (un servidor que aloje vuestro contenido), podéis recurrir a soluciones tan conocidas como wordpress.com, blogspot.com o blogger.com. Por supuesto, todos ellos tienen algunas desventajas con respecto a poseer nuestro propio hosting, el más común y recurrido es que tendremos una dirección del tipo mi_nombre.wordpress.com o que tendremos menos autonomía sobre el interfaz que instalando nuestra propia copia del CMS.

Volviendo a la opción del hosting de pago, existen innumerables soluciones para ponerlo en marcha. A mí me funcionó (y me funciona) muy bien webempresa.com. Las características del hosting que tengo contratado las podéis ver aquí: hosting wordpress de webempresa.

Su coste es de 99€/año, poco más de 8 euros al mes.

El dominio, tan económico… y tan importante

Tan importante como un buen hosting que nos asegure seguridad, robustez y velocidad, es el hecho de tener una dirección que sea:

  • Reconocible.
  • Fácilmente memorizable.
  • Lo más corta posible.

Cuando queremos comenzar con nuestra marca personal, tenemos que tomar una primera gran decisión: – ¿Intento utilizar mi nombre personal o creo una marca comercial y trabajo luego para vincular la misma a mi persona?

Sin duda, no es una decisión fácil, aunque en mi opinión, siempre será más sencillo posicionar nuestro nombre que una marca comercial cuando queramos que lo que se recuerde seamos nosotros y no un producto o servicio. Existen innumerables casos que contradicen mi opinión, os pongo algunos ejemplos de ambos casos en el sector del marketing digital:

  • Marca comercial: marketingandweb.es, Lifestyle al Cuadrado o Blogger 3.0.
  • Marca personal: juanmerodio.com, luismvillanueva.com o victormartinp.com.

También existe un factor determinante para salir de esta encrucijada, y se trata de cuán original es nuestro nombre. Me explico; si vuestro nombre es José García, os recomiendo que vayáis pensando en una marca más imaginativa o que comencéis a jugar con las letras al más puro estilo Scrabble para encontrar un dominio .com, .es o .net (los más habituales) que no esté previamente registrado:

josé garcía no está disponible

josé garcía no está disponible

Os recomiendo que utilicéis domaintyper.com para hacer las pruebas, porque permite buscar en tiempo real y saber si tenemos alguna oportunidad o no.

Respecto al precio, hay decenas de páginas que os permitirán haceros con vuestro dominio favorito por un precio realmente irrisorio. Por ejemplo, la gente de 1&1 está ofreciendo .com o .es por  9,99€/año y con una oferta de 0,99€ durante el primer año. Nada mal, ¿no?

Oferta de 1and1 para dominios

Oferta de 1and1 para dominios

El tema gráfico: la primera impresión es la que cuenta

Ahora que ya tenemos nuestro nombre y la empresa que nos dará alojamiento y soporte técnico, es el momento de pensar en qué imagen queremos darle a nuestra marca personal. Aunque pueda parecer que “con que sea bonito, ya basta”, no es así, ya que debemos buscar un apartado gráfico que:

  • Diga algo de nosotros.
  • Nos haga sentir cómodos.
  • Busque una experiencia de usuario satisfactoria.
  • Deje huella en nuestros visitantes.
  • Sea modificable y personalizable al máximo posible.

A parte de estos requisitos, debemos tener muy en cuenta el tipo de contenido en el que vamos a basar nuestra marca personal. Por ejemplo, si eres fotógrafo, deberás buscar un tema gráfico tipo porfolio digital que prime el apartado visual al de texto.

En mi caso, yo acudí a ThemeForest y adquirí el tema Heap para WordPress por 59$, unos 55 euros al cambio. Pago único y sin anualidades. El resultado lo estáis viendo ahora mismo.

Nuestro logotipo. Llevando nuestra marca personal a otro nivel

Un buen logotipo es esencial. Nos permite comunicar visualmente el nombre de nuestro proyecto de marca personal y hace reconocible nuestro estilo y tono. Además, podemos utilizarlo en muchas situaciones, por ejemplo:

  • En nuestros perfiles de redes sociales.
  • En el pie de nuestras imágenes e infografías, como firma.
  • En nuestras tarjetas de visita.
  • En la firma de nuestros emails.

Para realizar un logotipo, existen muchas herramientas online que os pueden ayudar “a salir del paso”, algunas de las más utilizadas son: logaster o freelogomaker. Os recomiendo este post de Una perla en la red con las 7 herramientas para hacer logotipos gratuitos más conocidas.

Si esa solución no os convence, yo os recomiendo que os pongáis en manos de un diseñador freelance y que os presupueste un número de horas para la generación de vuestro logotipo y anagrama. En su momento, yo tuve sobre la mesa presupuestos de entre 4 y 6 horas de trabajo, a 25 euros/hora. Eso sería entre 100 y 150 euros, más que razonable.

Una buena herramienta de email marketing

Cuando comencéis con vuestra marca personal, veréis que la captación de registros se vuelve absolutamente esencial. Las razones más importantes son las siguientes:

  • Nos permite monetizar dicha base de datos una vez tengamos consolidada nuestra marca personal.
  • Nos sirve para saber qué es lo que más interesa a nuestra audiencia.
  • Se vuelve una poderosa herramienta para la comercialización de productos de terceros (otra de las vías de la monetización de la marca personal).
  • Genera discursos vía email que enriquecen (y mucho) la experiencia de usuario.

Para comenzar, yo os recomiendo que acudáis a Mailchimp, que es 100% gratuita hasta los 2.000 suscriptores. Aquí os dejo un enlace al artículo “Vas a usar Mailchimp, y lo sabes” en el que ofrecía detalles del servicio gratuito que ofrecen.

Pero, ¿qué ocurrirá después? Pues lo más probable es que necesites cambiar de herramienta, ya que los precios se disparan, aquí podéis ver un ejemplo:

Los precios de Mailchimp para growing business

Los precios de Mailchimp para growing business

Yo estoy utilizando en la actualidad Acumbamail, y estoy muy contento con el resultado; (muy pronto os hablaré en profundidad de esta herramienta). Su coste es de 15€ al mes por 10.000 envíos y de 28€ por 20.000, más que de sobra para sobrellevar una base de datos de entre 2.000 y 5.000 suscriptores.

La gestión de redes sociales: semiautomática y fácil, por favor.

Nos empezamos a poner en modo premium. Una buena herramienta de gestión de redes sociales nos va a permitir:

  • Automatizar la publicación y redifusión del contenido que vayamos generando.
  • Ganar tiempo en la gestión diaria (login y logout), teniendo todas las redes sociales en un único entorno.
  • Generar informes personalizados que contengan las métricas clave de cada red social.
  • Identificar influencers y posibles entornos de colaboración.

Para mí, la herramienta más interesante y que mejores resultados me ha dado es Hootsuite. Su versión gratuita permite hacer muchísimas cosas interesantes, como tener un dashboard con los entornos clave por red social que deberíamos monitorizar o realizar publicación programada de tuits y posts en facebook. La única pega de esta versión free, es la de la generación de informes, que está seriamente limitada.

La versión de pago más asequible, la Pro, la podéis encontrar a partir de 8€ al mes con 30 días de prueba gratuita. Aquí tenéis el resto de opciones.

En cualquier caso, existen una gran cantidad de soluciones para desarrollar esta área de nuestra marca personal. Os dejo algunos artículos interesantes al respecto:

La mejor inversión que harás en tu vida: una herramienta de SEO

Sea cual sea la tipología y formato de contenido que lancemos a la red, es muy probable que tengamos que competir con otros “Juanes García” por la lucha de las primeras posiciones en Google. Buscar palabras clave, mejorar el nivel de indexabilidad de nuestro sitio o saber qué es lo que hace fuerte a nuestra competencia son algunas de las ventajas de trabajar con soluciones de mejora y monitorización del posicionamiento orgánico.

Existen un sinfín de herramientas que nos ayudarán, desde las más conocidas, como SEMRush hasta algunas más asequibles, como Xovi SEO Suite, de la que hablé hace unas semanas por aquí. Los precios de SEMRush en su versión Pro (la más económica) están en torno a los 65€/mes. Quizá pueda parecer una cantidad exagerada para una marca personal, pero os aseguro que bien utilizada, se trata de una potente arma de destrucción masiva de competidores. Si os parece bien, lo dejamos para el segundo año.

El maravilloso mundo de los plugins wordpress

Gratuitos, freemium, 100% de pago… El universo de plugins de wordpress que podemos encontrar es tan grande que sería imposible detallaros las innumerables casuísticas que se podrían dar para encontrar aquello que necesitáis, al mejor precio. Pero quizá mi experiencia os pueda ayudar.

Yo, hasta el momento, tan solo me he hecho con dos plugins wordpress en modo paid: son social locker y chimpy. El primero me permitía ocultar zonas concretas de mi sitio (por ejemplo, enlaces a recursos o infografías) que se abrían mediante un pago social, como un tuit del artículo o un me gusta en Facebook… muy efectivo!

Ejemplo de uso de social locker

Ejemplo de uso de social locker

Chimpy en cambio, era un plugin que te conectaba Mailchimp con WordPress, con una interfaz muy visual en la que se pueden generar formularios y vincularlos a distintas listas, decidir en qué lugar y con qué excepciones se mostraban dichos formularios y mucho más!

En total, todo quedó en unos 43,50€. Licencia lifetime y soporte incluido.

Mi recomendación es que no os volváis locos con este tema y compréis únicamente aquello que realmente es imposible conseguir mediante plugins gratuitos o un poco de imaginación. Cargaremos 100€ en nuestro presupuesto, por si acaso.

La guinda del pastel: Una sesión de fotos profesional

De poco (o nada) servirá hacer todo lo anterior si después nuestros visitantes acceden a nuestros perfiles sociales o a la clásica zona “Sobre mí” y se encuentran una foto pixelada,  o en la que aparecemos recortados de una foto casual (por no hablar de la foto de la orla o con la copa en la mano…).

Os recomiendo que os pongáis en manos de un experto y que paséis por un estudio fotográfico para que os hagan 8-10 fotografías profesionales con las que podáis ir jugando. Si son con fondo neutro, mejor que mejor. Para este tipo de trabajos, con 100-150€ debería haber suficiente, y os tendrían que durar un par de años tranquilamente.

Infografía sobre las inversiones necesarias para llevar adelante un proyecto de marca personal

Como siempre, aquí os dejo la infografía de la semana. Esta vez, un presupuesto infográfico sobre las inversiones comentadas para que lo destrocéis, desgranéis, critiquéis y aumentéis en la zona de comentarios. =)

Presupuesto para el primer año de marca personal

Presupuesto para el primer año de marca personal

Y vosotros, ¿en qué creéis que valdría la pena insistir a la hora de crear nuestra marca personal?

Hay 5 comentarios

Add yours
  1. 4
    @DavidAlpresa

    Totalmente de acuerdo, y si dejad las herramientas seo y el pago de un email marketing para el segundo año que ya tendréis suscriptores para jugar con estos juguetes.

    El precio para empezar aunque parezca mucho merece la pena, es una experiencia muy enriquecedora profesional y personalmente.

    Muy bien traído el artículo.

    Saludos

¿Tienes algo que decir? Coméntalo aquí