¿Tus textos pasan el test del copywriting?

¿Tus textos pasan el test del copywriting?


Consultor de marca, copywriter y amante de la fina ironía. Así es como Samuel Parra se define a sí mismo bajo el lema “Branding / Copywriting / Irony” que reza en su perfil de Twitter mientras ayuda a pequeños negocios a jugar con ventaja (el mismo objetivo que persigue este humilde blog).

Hoy, Samu nos abre las puertas de su experiencia para contarnos cómo hacer que vuestros textos pasen lo que él mismo ha bautizado como “el test del copywriting“. Espero que os resulte tan satisfactorio leer sus consejos como para mí ha sido colaborar con él. Si cuando acabéis os quedáis con ganas de más, podéis acceder gratis a sus mejores estrategias de branding y copywriting en su web oficial SamuParra.com. Y ahora, ¡a disfrutar!


Estoy seguro de que la palabra copywriting no es nueva para ti. Quizás has leído más de un post con trucos y fórmulas para escribir textos persuasivos.

Este post no es de esos.

Espera, no cierres la pestaña del navegador todavía. Sé que es muy tentador aprender a escribir titulares irresistibles, pero lo que me gustaría explicarte va un poco más allá.

El copywriting perfecto en 6 preguntas fundamentales

Mi visión sobre el copywriting y los copywriters es un poco atípica. Más que hablar de fórmulas y trucos mágicos, me gusta hablar de los fundamentos. De la esencia del copywriting. De crear marca a través de las palabras.

Mi objetivo con este post es darte una pautas que te sirvan para evaluar la calidad de tus textos. No solo para obtener resultados inmediatos, sino también para transmitir tus valores como negocio. Ya sea con los textos de tu nueva página web, con un email comercial o con una newsletter que vas a enviar a tus 3 millones de suscriptores. 🙂

La próxima vez que escribas un texto, hazte estas 6 preguntas. Si puedes responder “sí” a la mayoría de ellas, es que vas por buen camino.

1. ¿Tienes un objetivo definido?

Cuando uno lee la palabra ”objetivo” rápidamente piensa en ventas.

“El copywriting sirve para vender.”

Eso es lo que siempre te han dicho.

Pero cuidado. Un texto no siempre tiene como objetivo conseguir una venta. Dentro de tu estrategia de marketing existen varios momentos en los cuales necesitarás que tu cliente pase a la acción. Son las famosas conversiones.

A veces la conversión consistirá en rellenar un formulario. Otras veces será hacer click en un enlace. Otras veces será llamar a un teléfono.

Aún te digo más: es posible que tu objetivo sea cambiar la percepción sobre tu marca, tu producto o servicio.

Porque en realidad, el copywriting va de generar una respuesta por parte de nuestro cliente potencial. Y esa respuesta puede tomar infinitas formas.

¿Es posible escribir un texto sin saber cuál es la respuesta deseada? Yo diría que no.

Visualiza la respuesta que quieres conseguir y escribe en consecuencia.

2. ¿El cliente es el protagonista de tu texto?

A tu cliente le da igual que tengas 25 años de experiencia en el sector. No le importa si ofreces un servicio integral.

Si quieres conectar con tus clientes potenciales, debes hablar su idioma. En el sentido más amplio del término.

  • Habla de los beneficios que aporta tu producto o servicio.
  • Muestra las consecuencias que tiene no comprarte a ti.
  • Demuestra que entiendes sus problemas.

¿Cómo saber si tus mensajes están dando en el clavo?

Una técnica muy útil es elaborar un perfil de tu cliente ideal. Consiste en describir las aspiraciones, miedos y preocupaciones de tu público objetivo de forma detallada.

Descubre qué cosas le quitan el sueño. Cuáles son sus valores. De qué presume. Qué papel juega tu producto o servicio en su día a día.

Para averiguar todo eso, tendrás que ponerte un poco en plan Sherlock Holmes:

  • Visita los blogs de la competencia y lee los comentarios que dejan sus lectores.
  • Ve a Amazon y lee reseñas de productos similares al tuyo. ¿Qué comentan los compradores? ¿Qué es lo que más valoran de ese producto? O mejor aún: ¿de qué se quejan?
  • Pregunta a tus clientes actuales. No subestimes el poder de una buena encuesta.

Muchas veces tratamos de adivinar lo que quieren nuestros clientes, cuando en realidad lo que tenemos que hacer es escuchar y observar. Ellos mismos nos dirán lo que necesitan.

Toda esta información que vayas recopilando te será útil para elaborar mensajes que vayan directos a su corazoncito.

3. ¿Has establecido una jerarquía?

En la mayoría de ocasiones, tu cliente no leerá el texto de principio a fin. Irá saltando de un punto a otro, en busca de señales que llamen su atención. Si no encuentra nada que le invite a seguir leyendo, te abandonará.

La jerarquía consiste en crear ganchos visuales que guíen al lector a lo largo de todo el contenido y le mantengan alerta. Además, hace que los textos largos sean más fáciles de digerir.

A través del tamaño del texto y otros recursos, puedes atraer la mirada hacia frases y mensajes clave.

La forma más básica de establecer la jerarquía es utilizar titulares, subtítulos y cuerpos de texto.

En el entorno online lo tenemos fácil gracias a las etiquetas h1, h2, etc. Pero esa idea puedes trasladarla a la comunicación impresa sin problema.

Debes usar estas etiquetas con criterio y equilibrio. Utilizar demasiados titulares, es tan malo como no poner ninguno.

Otro recurso al que puedes recurrir para “diseñar” tus textos son los bullets o listas. Son geniales para expresar varias ideas de forma sintética y visual.

Resumiendo. Gracias a la jerarquía puedes crear estructuras que te ayudarán a:

  • Destacar partes esenciales del mensaje.
  • Establecer el orden lógico de lectura.
  • Mantener la atención del lector.
  • Diferenciar bloques de información.
  • Agilizar la lectura.

4. ¿Utilizas un tono de voz propio?

El tono de voz es uno de los grandes olvidados en el mundo de los pequeños negocios.

Y es una lástima, porque es uno de los ingredientes que te permiten conectar emocionalmente con tus clientes potenciales. En un mercado donde todos usan las mismas expresiones y recurren a los mismos tópicos, una voz diferente es como un soplo de aire fresco.

¿Quieres ser tú ese soplo de aire fresco?

Provoca reacciones en la persona que lee tu texto. Utiliza palabras que aporten matices y transmitan emociones. Imagina que tienes un blog de running. ¿Por qué decir “suscríbete” cuando puedes decir “únete a nuestra súper comunidad de runners”? ¿Por qué decir un simple “gracias” a los clientes de tu ecommerce cuando puedes decir “gracias por ser así de majo”?

Decide qué sensación quieres transmitir a tus clientes y elige palabras que te ayuden a crear esa experiencia.

Además de la selección de las palabras, debes saber que el tono de voz de tu marca está formada por otros elementos:

  • Lo recursos estilísticos. Comparaciones, juegos de palabras, preguntas retóricas…
  • El ritmo. Puedes definirlo gracias a la longitud de las frases y la puntuación.

Un tono de voz propio no solamente te ayuda a destacar entre la multitud. También humaniza tu marca y genera confianza.

5. ¿Usas aceleradores?

Si hay algo que me fascina del ser humano es que siempre deja las cosas para mañana. Ahora lo llaman procrastinación, pero creo que es la vagancia de toda la vida.

La inacción es el gran enemigo del copywriting, así que tenemos que dar razones a nuestros clientes para que actúen.

Fíjate en estas 40 técnicas para aumentar tu tasa de conversión. No es casualidad que las primeras apelen a uno de estos dos factores:

  1. Urgencia.
  2. Escasez.

Su función es básicamente acelerar el proceso de decisión. Por un lado, la urgencia es una sensación relacionada con el tiempo. En tus textos puedes crear esa sensación haciendo referencia al plazo disponible para comprar un determinado producto o avisando de que un día concreto el precio aumentará .

Si el tema es importante para tu cliente (ver pregunta número 2), actuará.

Con la escasez ocurre tres cuartos de lo mismo. A nadie le gusta perder una buena oportunidad. Cuando te dicen que de un momento a otro puedes quedarte sin plazas para un evento o que solo quedan 3 unidades en stock, sabes que no puedes dormirte en los laureles.

Revisa tus textos y comprueba si puedes añadir algún tipo de acelerador. Ya sea en un titular, en un botón de tu web o en un formulario.

6. ¿Eres creíble?

Tus clientes son inteligentes y no se dejarán engañar fácilmente. Podrás venderles la moto una vez, pero no dos.

El copywriting no consiste en manipular ni decir cosas que no son para conseguir tus objetivos de marketing. Es una herramienta para comunicar el valor de tus productos y seducir a las personas adecuadas.

Aprovecha cada uno de tus textos para crear complicidad con tus clientes. No caigas en la tentación de pensar solo en el corto plazo. Que te compren una vez es bueno. Pero dejar huella y que vuelvan a comprarte es mucho mejor.


Sin duda, el copywriting es uno de los pilares sobre los que fundamentar nuestra estrategia comunicativa, sea cual sea el enfoque que le queramos dar. Como hemos visto, escribir adecuadamente no es solo respetar las reglas de redacción, es empatizar, transmitir emociones y, como casi todo lo bueno en la vida, divertirse haciendo lo que nos gusta.

Como cada semana, os dejo una infografía resumen con las ideas más destacadas y os animo a visitar una vez más el blog de Samuel Parra.

El test del copywriting por Samuel Parra para el blog de Jordi Hernández

El test del copywriting por Samuel Parra para el blog de Jordi Hernández

Salud.

Hay 7 comentarios

Add yours
  1. 1
    Bitacoras.com

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Consultor de marca, copywriter y amante de la fina ironía. Así es como Samuel Parra se define a sí mismo bajo el lema “Branding / Copywriting / Irony” que reza en su perfil de Twitter mientras ayuda a pequeños nego…

  2. 4
    diegoartola

    Muy ben Samu.

    Coincido en todo, el punto que veo más necesario para las empresas es en el tono de voz. Están demasiado obsesionados por el lenguaje correcto, les aterra la mínima posibilidad de quedar mal. Y sus textos acaban siendo demasiado planos y grises.

    Acabo de terminar los textos para una web de un programa informático muy sencillo de usar. En el borrador puse que hasta tu abuela puede usarlo. Podría haber dicho que es fácil de usar para todo el mundo, pero lo de la abuela se visualiza mucho más porque todos sabemos de las dificultades de las personas mayores para usar la tecnología.
    A quien no le ha pedido sus padres/abuelos configurar algo del smartphone?

    Es una imagen muy cotidiana y no es un menosprecio a nadie. Cada uno somos productos de nuestro tiempo. A mi si me piden hacer ganchillo pues no daría pie con bola. Pués que pasó con lo de la abuela? Quítalo que es despectivo, pon todo el mundo.

    Con un lenguaje plano dices las cosas, pero no transmites. Por eso eres menos persuasivo.

  3. 5
    Samu Parra

    Hola Diego!

    El caso que comentas de la abuela es muy habitual. Creo que a muchas empresas les da miedo posicionarse claramente o transmitir sus valores con claridad.

    En realidad debería ser al revés. Lo que debería darnos miedo es pasar desapercibidos!

    Un placer verte por aquí, Diego. 😀

¿Tienes algo que decir? Coméntalo aquí